Hey!

Un sitio cálido donde los besos pueden durar diez minutos, donde los desconocidos pueden ser tus mejores aliados, donde el contacto físico pierde su connotación sexual, donde el cariño es algo tan cotidiano como comprar el pan, donde el miedo pierde su significado, donde la muerte no es eso que les pasa a los demás, donde la vida es lo más valioso, donde todo está donde tú quieres que esté.
Albert Espinosa/El mundo amarillo

hasta luego!

domingo, 18 de noviembre de 2012

domingo, 4 de noviembre de 2012



Los celos conservan el amor,del mismo modo que las cenizas guardan el fuego.

noviembre

http://www.youtube.com/watch?v=UDApZhXTpH8








Tarde. Habitación. Música de fondo. Oscuridad hecha de deseo. Suspiros repentinos. Cuerpos. Besos. Manos que se cruzan, divertidas, ligeras. Caricias hermosas, las más suaves, las más deseables. Encuentran una caricia, un beso y otro beso. Ráfagas de luz que dibujan bocas abiertas. Deseos suspendidos, alcanzados, cumplidos. Cabellos alborotados, cuerpos desnudos. Bocas en busca de un mordisco, y más. Aquél amor que sigue el ritmo de una música que se repite una y otra vez, que no se cansan de escuchar. Dos corazones acelerados que no frenan, que están a punto de chocar dulcemente.

Posiciones. Cuerpos entrelazados. Manos que aprietan y se arrojan al cuello, y lo besa, y más besos y pequeños mordiscos. Piernas que no acaban nunca. Sabores. Olor de colonias que saben a gloria. Olores. Suspiros. Huidas, retornos. Sin límites, sin pudor. Mirando. Espiando. Resistiendo, abandonándose.

Acabados. Relajados. Abatidos. Suaves. Consumidos entre las sábanas. Amados. Caricias. Besos. Música. Cuerpos totalmente desnudos. Manos de ambulantes. Besos en la frente, en la mejilla, en el cuello, en la boca, sonrisas, besos por el cuerpo. Risas. Gemidos. Suspiros. Sonrisas. Alegría. Felicidad. Felices de estar allí. Hambrienta de él, de sus besos, de sus manos, de su olor, de su cuerpo. Primera vez. Estabilidad. 

Cada uno se autodestruye como quiere.